El Blog del Sapo

Hola amigos. Soy El Sapo y este es mi blog. Sería muy tonto daros indicaciones sobre de qué va. Ya iréis viendo. Sólo quiero daros mi opinión. Procuraré ser divertido y llamaros la atención sobre cosas que no veo reflejadas en los medios de comunicación. Bueno, mejor no os masacro con más presentación.

jueves, mayo 04, 2017

PRIMARIAS, AVALES Y PRENSA



Hola, como están?
Este inicio de primarias del PSOE y el reflejo de los resultados de la recogida de avales en los diferentes medios suponen una ocasión tan buena como cualquier otra para reiniciar la actividad bloguera. Vamos a ello. No faltan medios que, sin perder su psoicionamiento habitual, reaccionan mal y de mala gana ante la sorpresa.
EL MUNDO opta por un enfoque mas objetivo y subraya que Díaz ha obtenido “solo” 5000 avales mas que Sanchez. Si puede parecer que el uso de un adjetivo es raramente una muestra de objetividad, hay que recordar que EM hace esto a medida de las altas expectativas (“arrasar) sobre la diferencia de Diaz sobre Sanchez,  expresadas en otros artículos anteriores, donde no estuvo  exactamente ajeno a ese entusiasmo. Cabe destacar que EM resalta la importancia de ambos cifras en relación con los apoyos de “aparato” de cada una de las dos candidaturas.
Graficamente, tres fotos de los ya candidatos, y la noticia se situa en primera posición de la pagina.

EL PAIS por el contrario, admite de mala gana los datos, de hecho no valora  la escasez de la diferencia entre la andaluza y el madrileño. En una primera valoración (después suprimida) anunciaba a bombo  platillo los 62 mil y pico de Diaz, especulando con una cifra mas baja de Sánchez. En eso hay que admitir que la candidatura del exsecretario general  ha tendido una trampa a quien quisiera caer en ella: han ido dando cifras distintas y menores. EP ha picado gustoso el anzuelo. En una segunda entrega, ha usado un gigantesco titular con los 62500 de Diaz, mencionando en el diminuto subtitulo los 57000 de Sánchez y los 12000 de Lopez en igualdad de condiciones, para pasar finalmente al titular, escueto, de “Susana Díaz obtiene 5.000 avales más que Pedro Sánchez” sin el “solo” que parece dificil obviar dadas las circunstancias. No esperen encontrar la mas minima alusión al apoyo del aparato y a la valoración relativa de la escasa (teniendo en cuenta eso) ventaja porque no la hay. Nada que ver con el entusiasmo mostrado en las valoraciones previas.

Con el paso de las horas, PRISA parece ir digiriendo el mal trago pues más tarde el titular en portada reza “Susana Díaz presenta 63.000 avales y Pedro Sánchez, 57.000” pero sin hacer valoración alguna. Noticia también en primer lugar.
Bueno es tener en cuenta que “La voz de Iñaki” también se apuntaba al arrasar,
“Hoy es el día del recuento de avales de las primarias socialistas. Es un acto que tiene mucho de orientativo y mucho también de publicitario. Según todos los pronósticos, Susana Díaz va a arrollar” me llama la atención que Gabilondo dedica mas de un minuto a afearles a las candidaturas que el proceso se haga mirando hacia adentro del partido y no hacia afuera, a España y al votante. Creo que quien haya seguido este proceso en redes y medios podrá comprobar que esta aseveración no vale para las tres candidaturas por igual, ni mucho menos. Termina con una advertencia, poniendo como ejemplo a Corbyn y Hammon, de que la candidatura de los militantes no es necesariamente la de los votantes. Honestamente desconozco en cuál de ellas en particular está pensando.  Es que cuando quiere, Gabilondo es muy críptico.
En cuanto a imagen, EP opta por foto-video con Díaz vestida de Feria y en segundo plano, la conocida “máxima autoridad” del 1 de octubre.

Por su parte ABC que no ha escatimado apoyos a la presi andaluza (por el PSOE y por España, ya saben) opta por una valoración juiciosa y objetiva:

“Sánchez se queda a 6.000 avales de Díaz y diluye el efecto ganador de su rival en las primarias del PSOE”
Dice en el titular, añadiendo en el subtitulo:  “La presidenta de la Junta de Andalucía presenta en Ferraz 63.500 avales, un dato muy contundente, pero que ha quedado ensombrecido por el inesperado empuje de Sánchez en esta fase con 57.369 avales”
Aparte de eso, en el desarrollo del articulo (aparte de mencionar dos veces de forma distinta la referencia de los avales obtenidos por Sánchez en las anteriores primarias, cosa de ir modificando los artículos sobre la marcha, supongo) se insiste en lo mismo sin aportar mucho mas, y aunque sin referencia al “arrasar” o a los apoyos organicos, si admiten que la victoria de Diaz queda
“diluida” (sic) por la cifra de Sanchez. Aportan además algo original, citar al “equipo del ex secretario general” que “confía en que el nivel de apoyo de Díaz puede ser su techo, o incluso que tenga «menos votos que avales». Importante matiz.
Como originalidad suplementaria, es el que dedica en términos relativos mas espacio a la candidatura de Lopez.
En cuanto a foto, diagrama de barras con imágenes normales y representación proporcional, además la noticia queda muy relegada tras los PGE.

LA RAZON titula: Díaz presenta 62.582 avales frente a los 57.369 de su rival Sánchez, añadiendo “La diferencia entre ambos apenas supera las 5.000 firmas”, y aunque aquí tampoco se hace referencia alguna a los apoyos organicos, si se apunta que “Sánchez ha superado todas las expectativas”, y se hace un velado recuerdo del triunfalismo de Diaz con “Desde el principio, Díaz ha mostrado su intención de hacer una demostración de fuerza en la recogida de avales, convencida de que "quien gana en avales, gana en votos".” Aunque deja para el lector interpretar si esa intención se ha visto frustrada o no.

Unos cuantos juegos de cifras, donce curiosamente solo destaca de la candidatura de Diaz el haber sextuplicado el numero de avales conseguidos (cosa conseguida también ampliamente por Sanchez) o que ha obtenido el apoyo de la tercera parte de los afiliados, logro que su principal rival también ha prácticamente conseguido.
LA RAZON también dedica un articulo aparte a la entrega de avales de Lopez.

En cuanto a prensa exclusivamente digital, El Español hace una valoración bastante objetiva, destacando record de Diaz, pero también la escasa distancia sobre Sanchez, que “le pisa los talones” y no se ahorra comentarios respecto al gran contraste entre el resultado previsto y el real, aunque lo pone en cuarentena también, prestando quizás mas crédito de la cuenta a las sospechas de la candidatura de Diaz sobre las cifras de Sanchez. Además, apunta: “El equipo de la presidenta de Andalucía quería apabullar en la recogida de avales para dejar sentenciada la competición, cuyo desenlace llegará el 21 de mayo con el decisivo voto secreto en la urna. Ahora, la competición podría estar más abierta que nunca y el desenlace es imprevisible.”
Es curioso que se si se suponía que había partido incluso con una eventual  ventaja enorme en avales para Diaz, el resultado obtenido debería apuntar a  unas perspectivas mas que sombrias para Diaz por esa misma regla de tres, paso que nadie se atreve a dar.
Y menos que nadie
el Plural que se alinea de forma vergonzante con Diaz: Foto sonriente de Susana con estos titulares: “Susana Díaz bate el récord de avales con 63.482. Sánchez presenta más de 50.000 y Patxi López 12.000” El Plural no parece tener tiempo de entretenerse en la cifra exacta de Sanchez, comiéndole de entrada mas de 2500. Al lado, foto con mala cara de Sanchez y “Lío con los avales de Sánchez: su equipo llegó a dar tres cifras. Sospechas de duplicar avales para acusar de amaño a la Gestora si depura firmas”

El desarrollo de la noticia, exento (escuela EL PAIS) de toda valoración sobre expectativas (aunque se hable de sorpresa) y apoyos orgánicos, o expectativas previas, se deja llevar por el entusiasmo Susanista hasta el extremo de tener graves problemas de calculo: Miembros de su candidatura ha registrado este cuatro de mayo 63.482 firmas de militantes frente a los más de 50.000 de Pedro Sánchez y los 12.000 de Patxi López. De esta forma Díaz suma 22.2444 (¡!!!! ¿???) avales más que Sánchez.” No se, en mi calculadora 63.482 -50.000 = 13.482, pero bueno… Error por cierto aun no subsanado ( o Susanado, disculpen el chiste) a las seis de la tarde. Definitivamente los números no son lo suyo.

Por ultimo, eldiario.es titula: “Pedro Sánchez logra quedarse a solo 5.000 avales de Susana Díaz”. En el desarrollo de la noticia, no ahorra referencias a la diferencia entre expectativas y resultados, asi como los ya vistos “pisar los talones” o referencia a records, en este caso además totales, de participación. En cuanto a las referencias explicitas a techos y suelos, el diario de I. Escolar añade a estas que  “Díaz pretendía arrollar en avales a su rival, pero, al menos en la presentación de las firmas en Ferraz, el efecto ha sido el contrario.” Se echa de menos referencias a los apoyos organicos, cosa que no por sabida debe faltar (creo) en las valoraciones de esta jornada.

En fin, esto es lo que hay. Dejo para el lector las valoraciones sobre cada medio  su actitud. Solo dire que si ya es interesante la toma de posición del dia a dia, a veces mitigada por la costumbre, resulta mucho mas reveladora la reacción inmediata ante hechos sorprendentes que estaban fuera del guion.
En la capacidad de adaptarse a los imprevistos esta sin duda el verdadero reflejo del carácter, no?

Ah, disculpen esta larga ausencia.

viernes, diciembre 18, 2015

Predicciones sin sondeo

Efectivamente, a día de hoy está prohibido hacer públicos sondeos electorales.
Sin embargo, hacer una predicción o una porra no lo está. Por esa misma regla de tres, las empresas demoscópicas deberían seguir pudiendo publicar sus predicciones, ya que muchas de ellas, si no todas, parecen tan inventadas como la que sigue.
Voya a aplicar algo de lógica y aritmética.
Las proporciones de voto, en porcentaje, en las recientes autonómicas fueron:
28,5  -  22,5  -  13 -  8, con el orden de sobras conocido.
Aplicando el adecuado factor de corrección, y como el (ahora ) cuatripartidismo se come un 82% del total en lugar del 72% de las autonómicas, nos quedaríamos en:
32,4 - 25,6 - 15 - 9
Vayan por delante ciertas consideraciones:
-Todos los sondeos de C´s están intencionadamente hinchados. Teno a medio escribir un relato sobre la ascensión del partido de Rivera. Ya lo leerán. Espero que para entonces se quede viejo, no por desacertado, sino por irrelevante.
-No hay forma humana de que el voto de derechas, disgregado entre PP y C´s dé más fruto que concentrado en el PP. Ya ocurrió en las autonómicas y lo va a hacer en mayor medida en las generales.
-El voto de C´s sigue saliendo de forma casi exclusiva del PP.
-El voto de Podemos sale de varios caladeros. Un determinado aumento de Podemos no implica necesariamente un deceremento igual al PSOE, su más notoria fuente de votos.
-Si la práctica totalidad de encuestas auguran un 28% como tope para el PP, estén seguros de que va a ser menos. Bastante menos.
-El PP ha perdido  su aura de invencible, de opción por defecto. El mordisco será mayor que en las autonómicas. Incluso hasta amenazar seriamente su primer puesto. No es una realidad inmutable. Le pasó al PSOE después de 2004 y 2008 y le puede pasar al PP.
-los trasvases posibles son PP->C´s; PSOE--> Podemos; PP--> PSOE.

Así pues, ahí va mi predicción:

PP: 24     PSOE: 23   Podemos: 22      C´s 13

Y si C´s pasa de ahí (ojo que lo expuesto no es moco de pavo, sería un aumento proporcional igual o superior al de Podemos) será a costa del PP y de la posible pérdida de su primner puesto. Es que no hay más.
Feliz reflexión y voten con memoria, olvidándose de encuestas, pactos y zarandajas -ya lo inentaron hace 7 meses y no coló- y teniendo en cuenta que esto, aparte de nuevo-viejo, sigue siendo un duelo entre derechas e izquierdas.
Nos vemos el domingo.


viernes, mayo 29, 2015

ANALISIS ELECTORAL-2

EL ANÁLISIS MISMAMENTE. PONGANSE COMODOS QUE ESTO ES UN LADRILLO.
 
Creo que cualquier análisis electoral en la CV pasa por dos principales bloques: explicar el desplome del PP -cosa ya anunciada en estas páginas y razonada más allá del voluntarismo- y explicar el reparto de los restos. Este segundo tema tiene dos vertientes. Una, el reparto entre las fuerzas de izquierda de su parte del pastel, más la suculenta ración extra procedente de la derecha, y otra novísima, ni siquiera prevista hace cuatro meses. Me refiero al empastre hecho al repartir los votos del PP entre este y Ciudadanos -antiguamente conocido como Ciutadans- o cómo pensar que un palo partido en dos y unido con esparadrapo puede dar como resultado algo más largo que el palo original.
Repasaremos también errores cometidos por partidos y medios, epígrafe en que quedan englobados el periodismo que sólo quiso informar, el que quiso reconducir los resultados y las demoscopias varias con similares objetivos.
 
BOUM!
El PP CV tenía que explotar tarde o temprano. Iba a escribirlo antes de las elecciones pero me dio pereza: el batacazo del lunes pasado se lo debían haber dado hace cuatro años. No es una valoración subjetiva: hasta los más fervientes defensores del partido azulón afirman que la derrota se debe a asuntos sucedidos entre 2007 y 2011 o antes. El PP ha envejecido de golpe después de haber aguantado a base de liftings. Si en 2011 se dio una mayoría absoluta que dejó a todos asombrados es porque esas "cuestiones" a las que ha aludido Fabra a menudo o bien se mantuvieron en sordina o no fueron denunciadas con la suficiente contundencia por quien debía hacerlo. El PP CV se presentó a unas elecciones con un montón de imputados, candidato a la Presidencia entre ellos.
La lista de cosas que han surgido a la luz durante esos cuatro años es apabullante. Es apabullante la lista de nombres y casos destacados como Blasco, Díaz Alperi, Castedo, M. Martínez, Rambla, Costa... qué demonios, el propio Camps. Fabra y su mentor Rajoy pensaron que era suficiente señalar con el dedo como si fuera otro partido. La propuesta, como he dicho en otras ocasiones, era aberrante: ganamos las elecciones con un equipo lleno de figuras que están a punto de salir pitando por temas poco vistosos, incluido el líder. Cambiamos a este por otro y, disfrutando de esa mayoría absoluta ganada gracias a que el pueblo no ha llegado a ver en toda su magnitud lo que incluye el lote, vamos practicando el tiro al pato y quitando las figuritas molestas. El electorado que les votó creyendo que todo aquello eran infundios, ha visto cómo sus candidatos, aquellos a los que votó, eran defenestrados por un señor que llegaba de ninguna parte y que admitiía sin tapujos las mamandurrias y los comportamientos poco honorables. Ese tipo de culpas se purgan en la oposición. Como un extraño Benjamin Button, Fabra ha estado limpiando un partido que había perdido el poder, dato que se le reveló este lunes con efecto retroactivo.
 
Junto a esto, se ha perdido el sistema financiero, no ha habido trasvase ni Plan del Cabanyal, ni financiación -aunque eso llega poco a la gente- pero sí muchos recortes -que sí llegan a la gente- y las personas de orden de toda la vida han visto cómo su libreta de ahorros de siempre ahora es del Banc de Sabadell. La malvada AVL sigue ahí, y toda esa Jauja que se nos prometió si cambiábamos al malvado ZP por Mariano el valenciano, se ha quedado en nada o menos: ni visitas en Fallas ni guiños. La CV, "granero de votos del PP" se dijo siempre. Convendría repasar con qué sentido se suele emplear eso del granero en los textos históricos. Por que fue eso y ya está. Se acabaron los barcos y la F1, que los catalanes siguen teniendo. El agua del Ebro sigue yendo al mar pese a que el PP gobierna aquí, en Madrid y en Aragón. Y encima, se atreven a quitarnos C9. El trencadís se cae de la Ciudad de las Artes y los Sobrecostes. La policiía entra en el Palau de les Arts y en tantos sitios más. Encabezamos las secciones de corrupción de los telediarios, no sólo de la Sexta. Los motivos de orgullo que -aunque fueran de mentira- nos dieron, aquellos que además forzaron a mirar a los discrepantes como malos valencianos -Camps siempre jugó el "conmigo o contra mi"- desparecieron de forma aparatosa. El vecino, amigo o familiar al que llamabas con sobradez "triste, negativo y progre casposo" se te ríe ahora en la cara y te dice "¿ves cómo tenía razón?". 
 Recuerdo que ANdrés Perelló comentó una vez que una señora conocida suya se quejaba de que tenía dolores y no le daban hora para el especialista. "Pásate por la Ciudad de las Ciencias a ver si se te pasa" le contestó con sorna. Pues bien, enciam, aora si se pasaba, igual hasta le caía un trozo de azulejp. ¿Ven la evolución?
Básicamente, les han cambiado la fiesta, el lujo y el rebombori por un señor triste y aburrido que, además de apagar las luces, les confirma que sí, lo que decían los de izquierdas de sus admirados líderes era más o menos verdad. Imposible ganar con ese cartel.
 
Para rematar, hemos llenado telediarios y no precisamente por ser "referents" de nada... bueno. Las aguas, potables y no potables, las óperas, los coches, la visita del Papa, hasta ese viejo nuevo Mestalla, que "va para Rato", la Feria de Valencia... la impresión es que alguien ha chorizado algo en todo. Y además la vergonzosa situación alrededor del accidente del Metro. Ha hecho falta que hagan un programa en la tele para que parte de esta sociedad tan tendente a mirar a otro lado se avergüence. De algo que ocurrió hace 9 años!
Y encima el sprint final de l caso Diputación: "...deu mil, dotze mil: dos millons de peles!" 
 
(continuará... llóchicament)

miércoles, mayo 27, 2015

ANALISIS ELECTORAL-1

¿Se debe marchar?

Es extraño ver en el PPCV lo que era tan habitual ver en el PSPV tras, prácticamente, cada cita electoral. Ruido de sables, peticiones de dimisión, "división como veréis" en las opiniones, tanto en el partido como en la prensa.
La experiencia demuestra que es relativamente irrelevante que un líder en la situación de Fabra 2015 -o la de Alarte 2011, o Pla 2007- se vaya o no. O más bien, no hay pruebas determinantes al respecto. Por una razón de Perogrullo: al final ocurre una cosa u otra y como cada caso es distinto, no hay manera de contrastar si es mejor irse o quedarse.

No comparto esa práctica muy futbolística -excepción Manchester Ud- de cortar cabezas a la vista de malos resultados. Y en estos casos tiendo a creer que hay que ser prudentes.
Pareciera que toda la carga argumental de la decisión recae, más que en la clásica búsqueda de unidad -que Fabra no parece concitar, como no sea contra él- en la tarea, que se decía acaba y por lo visto no lo está, de limpiar el partido.
Aunque quiero entrar en más profundidad en otro momento sobre la legislatura de Fabra y en particular sobre el capítulo de la corrupción y su actitud respecto a ella, creo que puedo resumirlo en pocas palabras: se ha quedado a medio camino. Ha actuado lo bastante contra ella -léase destapar las vergüenzas, en clave interna de partido- como para encabronar al personal propio, como para hacerles decir que él -y no EU o Compromís- es el principal responsable de que se les vea como partido corrupto. Pero no lo bastante -y hace años que lo digo- como para convencer a la gente de fuera del partido. Y me refiero a electorado -afín o no- y a prensa -afín o no- entre los cuales pocos le han comprado las líneas rojas. Por citar unas cuantas grietas en el modelo, el contraste entre las contundencias según el caso, el estiramiento de la expulsión de las manzanas -presuntamente- podridas hasta el final de la legislatura, la evidencia de que el calendario de bajas respondía más a beneficos procesales que a la voluntad del dedo ejecutor, la falta de valentía de exponerse a quedarse en minoría si era necesario... eso sin olvidar que raro mérito es limpiar un partido desde una cómoda mayoría absoluta cuando casi toda la presunta corrupción gira alrededor de facilidades ilícitas para obtener esa mayoría.

Así pues, la excusa de que debe quedarse para "seguir limpiando el partido" es, como mínimo, tan débil como lo ha sido la limpieza. O lo contrario: si la limpieza ha sido tan grande, ¿qué queda por limpiar? Sea como sea el modelo se cae. Si no sigue cortando cabezas, se quedará para nada. Si caen muchas, se demostrará que la acción contra la corrupción, cuando importaba, se quedó corta. Poco mérito tendrá ahora defenestrar a personas que ya no ostentarán cargo alguno. Es, pues, un papel ingrato. Su empeño en hacerlo le honraría si fuera una decisión propia. Pero uno sospecha seriamente que no es sino el último servicio, la última orden de Rajoy acatada fielmente.

El factor positivo de mantener la cabeza visible del partido es que se evita una "rat race" para sustituirlo. Además, todas las bofetadas, que ahora habrá muchas, le irán a él en lugar de a la persona escogida para la nueva etapa. Pero eso es en teoría: las cuchilladas se producirán soterradamente y las filtraciones interesadas harán que sea en público. Y aunque alguien amortizado como Fabra reciba las "hostias", también las recibirá el partido. Así que lo único que parece se pretende evitar es que llegue "cualquiera" a la cabeza del partido.
En cuanto a las posturas que tomen los medios al respecto, habrá de todo: quien se solace con las desgracias -y lo oculte o no-, quien quiera lo mejor para el partido o algunas de sus figuras por afinidades de toda la vida, o quien lo haga por responsabilidad institucional, digamos. En fin, va a ser difícil leer o escuchar opiniones libres de interés o implicaciones sentimentales. Yo admito haber sido incapaz de hacerlo hace 4, 8, 12 años...

¿Quieren  mi opinión personal? Vaya por delante que carezco de implicación emocional con Fabra o su partido, que a pesar de los pesares el futuro ex MH me parece empero de lo más presentable del PPCV, si no lo más; y que pese a lo que parezca tampoco me voy a solazar con un espectáculo tipo "Walking dead" peleando por la silla y lo que no sea la silla: las postderrotas electorales son muy de devorar a gente viva. A ver, que me reiré si es gracioso, pero no lo deseo especialmente.
Creo que si se queda seguirán las peleas, cada vez más descarnadas, por la sucesión. Si el señor del puro cree que eso mantendrá la imagen del partido impoluta hasta las generales, se equivoca. Si Fabra se queda para cortar cabezas, la imagen de limpieza del partido se verá compensada por el "Ah, pero es que aún quedaba eso?". No creo que convenzan al votante recién fugado -la puerta de salida es un tobogán donde cuesta darse la vuelta- y puede que desanimen al votante recalcitrante. Pero al menos merecerá la pena si deja el partido limpio. Pero es que dudo que ese sea el encargo de Génova. Ah, y que tampoco descarte que "le hagan un Pla". ¿Que qué es eso? consulten hemeroteca.
Si se va, lo lógico será una gestora. Para empezar, a ver a quién ponen -la gran duda incial a poco que la prensa conservadora evocó el relevo- y además la pelea interna seguiría. Todo esto, a menos que a Arriola se le ocurra "Mariano, ¿qué tal si haces unos cuantos congresos regionales antes de las generales, así con primarias y todo para que nos quiera ese de Siudatans? por ejemplo en un sitio con playa como Levante..."

Vamos, que no sé qué será mejor pues desconozco cómo pueden evolucionar las variables. Pero me temo que Rajoy optará por hacer que el administrador concursal termine su labor, y eche a uno o dos pero sin pasarse. Porque lo que le importa son las generales y cree que eso es lo que menos estropeará el panorama. Pero se equivoca: la sensación de inactividad puede terminar de desanimar a esa mitad de votantes "espartanos" que les han quedado. Quizás hubiera valido para una derrota también sin mayoría absoluta, ni con C's, pero con 37 o 40 diputados. Pero no para este erial que por lo que se ve, no habían contemplado.

Es llamativo que el PP de Génova, no digamos ya el de Quart, no tuviera -como ya le pasó hace 46 meses- un plan B. Una figura consensuada para sustituir a Fabra. O quizás lo tenía pero ha quedado socarrado/a por los resultados. Pero es que eso también debían haberlo previsto. Pero vamos, seguramente, igual que en 2011, el único que conocía el plan B era Rajoy. Y probablemente se equivocará, como hace 4 años.

miércoles, mayo 20, 2015

DIARIO DE MITAD DE CAMPAÑA (y III)

La muleta.
Pues bien, pese a la incertidumbre de lo que hará la formación de Rivera, al menos hay una fundada esperanza de que sumado al PP dé una mayoría absoluta. Harto de peinarse con cortina, el PP acepta su avanzada calvicie pero lo fía todo al peluquín de Ciudadanos. Esperan que ello impida la debacle. Y es que por cada dos o tres votos que perdía el PP en los sondeos, probablemente perdían al menos uno más de unas huestes poco o nada acostumbradas a salir a perder la batalla. Créanme que conozco a bastante gente que votaban al PP, prácticamente pasara lo que pasase, pero que se iban esta vez a la abstención, de cabeza. De cabeza, pero por corazón también. Ciudadanos parece, entre otras cosas, un congelador donde guardar el voto cansado del PP.
 
¿Y la previsión? Pues qué quieren que les diga. Tengo para mi que la suma no sale. Veamos. Es impepinable que, esta vez sí, el bloque de votantes del PPCV se desinfla. No hay una tele autonómica para amarrar, la corrupción finalmente SE VE, bastantes medios les han abandonado... ¿sigo?
Es decir, difícilmente nada de lo ocurrido estos cuatro años le hará ganar un sólo voto al PP, y sí perder muchos. Los suficientes para quedarse por debajo de la mayoría absoluta, como apuntaban todos los sondeos.
Y bien, ¿de dónde salen los votos de Ciudadanos? pues del PP, mayoritariamente. Sólo eso explica la rápida hinchazón de este Podemos de derechas. De la abstención, también. Vale. Pero de abstención procedente del PP. De ahí que le sea de gran ayuda. Les ha recuperado votos que parecían irremisiblemente perdidos. Sin embargo, puedes coger una mayoría absoluta, dividirla en dos partidos y ganar? No. Bueno, depende. Si partiéramos de  aquellos 55% de antaño, tal vez. Pero esos resultados, antes de reparto, ya no existen. Hay exvotantes del PP perdidos definitivamente en la abstención o quién sabe si en alguno de los malignos partidos de la izquierda. Al fin y al cabo el PP presumía de haberles quitado votos. Pues seguro que algunos devuelve.
Pues si cogemos una partida de votos que ya difícilmente pueden dar una mayoría, repartirlos entre dos partidos SIEMPRE te hacen perder escaños (que se lo digan a la izquierda), y además no me creo el cambio de cromos al 100%.
 
Siempre he recelado del crecimiento demoscópico tanto de Podemos, como de Ciudadanos. Este ha sido aún más fuerte, lo que hace que la confianza sea menor. Entre otras cosas porque se adivina un mayor y más claro interés en la cocina de datos. Pero es que en la CV se me antoja aún menos creible. ¿Se han dado vds. cuenta de que Ciudadanos lo lidera un señor catalán? que eso suena a lo que dijo un señor del PP en Andalucía, ya... pero creo que no hace falta abundar en lo que significa en la CV que algo huela a Catalunya, especialmente si esperas pescar en el caladero de la derecha. Como apuntbaa este domingo el director de EL MUNDO CV, el "PV" es un lastre para los partidos de izquierdas, pero asimismo una buena parte de mis amigos votantes del PP, precisamente los que lo hacen para evitar que ganen partidos "de País Valencià", tampoco van a votar a un partido nacido en Catalunya, aunque sea "un catalán bueno".
 
Los complicados equilibrios.
A todo esto, la pregunta es ¿qué van a hacer los dos "nuevos" -las comillas van por Ciudadanos, la aventura de Rivera tiene ocho años y la novedad radica en los esteroides mediáticos que ha recibido en cuatro meses- partidos? el acuerdo generalizado es que van a andar con precaución para no "pringarse" con los dos partidos del "bi".
Pues bien: si lo de Andalucía ya resulta bastante poco vistoso, ¿se imaginan  ese espectáculo repetido en diez autonomías? máxime si, en lugar de esturar la cuerda unas semanas -verán qué rápido se aclara lo de Díaz tras el 24M- toca hacerlo durante seis, hasta las generales.
 
Creo que la postura de C's y Po, de ponderse de perfil en Andalucía, es inviable tras el domingo que viene. También es imposible permanecer virginal. El análisis periodístico en general, ha pasado sobre la cuestión de puntillas. O mejor dicho, fingiendo paso firme y haciendo ruido para impedir que se oigan las muchas preguntas al respecto. Se repite machaconamente que lo que interesa a ambos "emergentes" son las generales. Nada que se haga para las autonómicas y municipales, o después, debe manchar la imagen de los partidos de Rivera e Iglesias. Pues eso es imposible. Ya sea con abstenciones activas o con apoyos explícitos, Podemos y C's permitirán gobiernos de izquierdas o de derechas. Y todo el mundo hará cuentas y balances. 
 
Tiene más que perder Ciudadanos que Podemos en este juego: la formación de los círculos es de izquierdas, y todos sabemos que no va a apoyar mayorías lideradas por el PP. Es Rivera quien quiere ser "de centro", quien no quiere ser muleta... especialmente del PP, que es el sambenito que se le ha adherido. Andalucía es un mal trago que se puede evitar de momento Iglesias, pues el panorama en el resto de España es mucho más halagüeño: apoyar a Díaz sería apoyar el continuismo y la casta, pero si contribuyen dentro de cinco días a echar del poder al PP en Madrid, CV, Castilla La Mancha o Extremadura, serán los héroes de la izquierda y eso difícilmente les penalizará -al menos no mucho- de cara a las generales. De Podemos sólo se espera una cosa. De C's... hay dos posibilidades. Si permiten la continuidad de gobiernos del PP, se quitarán la cara de "centristas". Si permiten explícitamente la caída de Fabra, Cospedal, Monago... perderían el voto prestado del desencantado del PP. 
Así que ese equilibrio, esas mayorías frágiles de las que se hablan, no son sino entelequias destinadas a disfrazar la poca coherencia que tiene el invento de Ciudadanos. Poca, digo, tanto del partido como de los apoyos y elogios recibidos. Se podría decir que desde muchas voces se da a entender que votar a C's ayuda al PP, pero sin que se note mucho.
 
Centrándonos en nuestra Comunitat, la cosa está clara. Se da por descontado el buen entendimiento entre las izquierdas y que la identidad de la persona que alcance la presidencia dependerá de quién obtenga más votos entre PSPV, Podemos, Compromís y EU. Los ojos están puestos, pues, en Ciudadanos. Suponiendo que sumen 50 o más con el PP -que si no, para qué seguir- la demoscopia asegura que no bastaría con la "abstención activa". El PP no va a sumar, ni de lejos, más que las tres o cuatro fuerzas de izquierdas. Así pues Rivera debería ordenar que Punset y los suyos dieran el SÍ a Fabra. Así las cosas, se plantaría en las Generales como "el que ha permitido que el PP Valenciano -esa marca tan prestigiosa- siga en el poder".
A todo esto, habría que entrar en el enorme contraste que se puede producir entre las exigencias a Díaz por concederle, no el apoyo sino una simple abstención teniendo una mayoría holgada, y un eventual "SÍ" a minorías. Tampoco sería un espectáculo edificante centralizar "en Barcelona" las decisiones. Ni nada nuevo...

lunes, mayo 18, 2015

DIARIO DE MITAD DE CAMPAÑA (II)

El relato de aquí.
Con un panorama cada vez peor, los medios de ámbito autonómico procedieron a una historia contada por entregas. Las motivaciones pueden ser variadas: influir en el devenir de los hechos, o verse influido -vamos, lo que es contar lo que ocurre, que a veces también lo hacen- y tener o no intereses concretos en esa evolución de la relación de fuerzas.
En una curiosa combinación de las etapas del duelo según la teoría de Kübler-Ross -ya saben: eso de negación, ira, negociación, aceptación...- con las fases de la borrachera  -incluyendo exaltación de la amistad, sinceridad y "estos me caen bien", degradación del lenguaje o autosuficiencia moral y económica sin olvidar el desplazamiento o transmisión de la culpabilidad- se nos fue contando la historia. 
Primero le compraron la etiqueta "tripartito" al PP, para meter miedo o en algún caso por simpatía. Desactivado el aterrador efecto, por obviedad y desgaste, pasamos por una etapa de aceptación. Intentaron después la operación "Unión Progreso, democracia y ciudadanos". Una sugerencia de fusión que como ya he comentado anteriormente nunca entendí salvo por la cosa de llegar al 5%. No faltó tampoco un rosario de indirectas de formación del PEPOE que decía Delgado.
Sin embargo, mientras, el matrimonio Díaz-Rivera fracasó. Decía Amparo Tórtola que "Díaz necesitaba a Rivera para entrar en Catalunya, y Rivera a Díaz para salir de ella". Me pareció un brillante análisis. Pero mira, cuando el botón de Tibbetts se convierte en botón de TIBEX...35, no necesitas a Díaz para este viaje. Igual que no hay salsa que no espese a base de harina, no hay porcentaje escuálido que no crezca a base de tele. Porque, desengáñense: aunque parezca que es el mundo de las redes sociales, la televisión sigue mandando. Igual no le queda mucho, pero para estas elecciones (las dos) aún es la principal herramienta. El apoyo televisivo a C's ha sido tan escandaloso como la acción de dejar caer a UPyD. Que no digo que no se lo haya buscado. Estas cosas ocurrían a nivel estatal pero tenían un reflejo absoluto a nivel autonómico valenciano.
 
Haciendo algo de pausa, veamos cómo está la cosa. Aquí en la CV para centrar ideas. El panorama era desolador. No sólo porque del tripartito clásico se pasó a uno que daba más miedo, acaso con Podemos por delante del PSPV. Por cierto, distinto se hubiera visto si entonces se hubiera sabido que la cara de Podemos en la CV iba a ser Montiel. Pero a falta de rostro, uno se imaginaba peligrosos jóvenes rojísimos a imagen y semejanza de "el de la coleta" (sic). Luego encima, las proporicones de ese tri ( o cuatri) partito bailaban constantemente. El hundimiento del PPCV en todos los sentidos no hacía sino agravar esa sensación. No sólo iba a gobernar la izquierda, sino que encima amenazaba con llegar a los dos tercios... y encima se llevaban razonablemente bien, pese a los múltiples intentos de cizaña -véase la silly season- que poco efecto tenían.
Y es que hay que hacer otro alto para comentar brevemente los efectos de las encuestas. Es siempre un misterio cómo va a funcionar el voto útil, el del miedo, el del rebote, el de impedir que gane el que va delante, el de la incertidumbre... Algunos dirán que los efectos se compensan. No obstante el posible sesgo  -que siempre lo hay- influye. Y ver triunfalista a un bando y "sus" medios creo que tiene un efecto positivo para dicho bando. Al tiempo que una lectura fatalista de una demoscopia ajustada desanima. He escrito mucho sobre esas interpretaciones de previsiones ajustadas. Algunas veces me habré equivocado -sobre todo respecto a intenciones y m otivaciones, discúlpenme- y otras no. Sin embargo lo que es bastante innegable, es que en las últimas 4 o 5 elecciones la derecha ha salido a ganar. Con el viento a favor -o con la pole position- y con mayor o menor holgura, pero a ganar.
Se puede pensar que, en el convencimiento de que "tu" partido va a ganar es más fácil tener el día vago y quedarse en casa. Pero mucho más fácil es cuando sales con el convencimiento de que si sales de casa, votas para perder. Pues bien, el votante del PP se enfrentaba a estas elecciones con esa casi certeza. Aunque hubo un postrer intento de vender sondeos rozando la mayoría absoluta -algo así como cuando suena por segunda y última vez la Marsellesa en la Obertura Solemne 1812- luego se optó por dejar de hacer el ridículo ya que C's ya había engordado lo bastante.
En definitiva, se pasa de un akelarre de izquierdas -sin ni siquiera pòder permitirse el lujo de apoyar el mal menor con garantías de acertar- a un nuevo "hay partido". Es decir, a una certidumbre de duelo izquierda/derecha. Haciendo hincapié en las posibilidades de la derecha. Poco importa que C's dé abundantes mensajes como "vemos más aspcetos en común con PSOE, EU y Podemos".
(seguirá continuando...)

domingo, mayo 17, 2015

DIARIO DE MITAD DE CAMPAÑA (I)

La verdad es que es complicado querer ponerse al día a mitad de campaña, máxime cuando uno lleva retraso acumulado de un montón de ideas y estas son fundamentales para hacer un análisis mínimamente exhaustivo de la situación. Máxime si debemos remontarnos a cosas de hace cuatro años.
Pues empecemos.
Siempre recelé, y dije, que el 15M, aparte de muchas otras cosas, era funcionalmente una herramienta para sacar a ZP del poder. De dónde surgió, con qué idea, poca importancia tiene si analizamos el efecto principal. Es bastante sencillo: un movimiento ciudano que expresa hartura e indignación, y encima huele a izquierdas, con un gobierno de izquierdas... la consecuencia más que lógica es la fuga de voto del PSOE a opciones más "indignadas" (véase Compromís en la CV) o hacia la abstención. Las voces de la derecha ya se encargaron de "despolitizar" el 15M en la medida que pareciera pudiera afectar a los comicios municipales y autonómicos con los que coincidió. Además, los medios que izaron el 15M a lo más alto de la actualidad coincidían en hacer la lectura de una forma global: de donde se deduce que el descontento se proyectaba sobre quien gobernaba globalmente, esto es, estatalmente: el PSOE. Esto le fue muy bien al PP, que de forma propia y a través de sus voceros generaliza las autonómicas, quitándoles peso y convirtiéndolas -lo siguen haciendo- en un sondeo más de las generales. Así, por cierto, se rompió el statu quo PP/PSOE que había en las CCAA. El PP ha conseguido acumular un poder autonómico nunca visto, a base de despreciarlo. Curioso pero real.
 
Llamativamente, o no tanto, los indignados desparecieron -al menos, de los medios- después de noviembre de 2011. Misión cumplida. De ahí, sin embargo, surgió algún efecto secundario como el incremento de la cuota de algún partido como hemos señalado -y eso que Camps le vaticinó a Morera que no entraría en les Corts- y el nacimiento de Podemos.
 
El crecimiento, apoyado en atención mediática, del partido de P. Iglesias se puede deber a muchas razones. La lectura fácil es que la Sexta es muy roja y tal y cual. Bueno, la Sexta pertenece a Atresmedia, etiquetada de conservadora. Aunque todo es relativo: vean los tele5diarios de Piqueras.  Algunas noticias sobre el PP hacen pensar que ficharon a la redacción al completo de lo9s NT9. Sigo sin estar seguro de que se tratara de una manera de hinchar a Podemos para desinflar al PSOE. Según a quien preguntes, cuatro y La Sexta les daban cuota de pantalla, porque en esa cadena son muy rojos, poruqe eso les daba audiencia, o porque los de los poderes ocultos se lo ordenaban, siguiendo un maquiavélico plan.
Pues bien, decidan ustedes mismos con qué opción se quedan al ver que en los últimos meses han hecho lo mismo con ese partido de centro izquierda que lidera un señor de derechas y al que votan efímeros abstencionistas de derechas. Los más cerriles del PP considerarán a las dos cadenas, especialmente a La Sexta como sus acérrimos enemigos. Sin embargo les deben, sin duda, tener alguna posibilidad en unos cuantos territprios gracias a la enorme muleta de Ciudadanos que les han fabricado en cuatro días.
¿Se acuerdan de aquello, sugerido hace mucho tiempo, de "un Podemos de derechas"? Pues ahí está, recién salido del horno.
Naturalmente, hay que hacer hincapié en la excelente y plural labor de muchos periodistas, estén o no sometidos a algunos dictados de sus cadenas y de las corporaciones que las manejan -nada que ver en todo caso con otros ejemplos mucho menos lucidos, que los hay- y hay que dar gracias a esas mismas empresas que han optado, al menos de momento, por un panorama de pluralidad bastante conseguido. 
De la misma forma que hay empresas que demuestran su respeto por sus lectores y por sus trabajadores de una forma bastante curiosa. Que PRISA elija el inicio de la campaña de unas autonómicas para dejar con un palmo de narices a los lectores y a -imagino- la inmensa mayoría de la plantilla de la delegación de la CV de EL PAÍS dice muchísimo de ellos. Dejo al lector la interpretación de ese "muchísimo".
Continuará...

miércoles, mayo 06, 2015

EL RUS QUE NO CESA.... II (ni con agua caliente)

Hace bastantes meses, cuando Rus estaba de moda... por otros motivos, mi querida Amparo Tórtola le dedicaba un artículo a Alfonso Rus con este título que le tomo prestado. Vaya por delante que esto puede ser como con Psicosis, que la II va a estar por debajo de la I.
 
La razón de comparar a  Rus con ese rayo de los sonetos de Hernández, era entonces atinadamente la hiperactividad del presidente de la Dipu. En un momento en que el Consell parecía atenazado por carencias prersupuestarias y líos de todas clases, Rus arrastraba con orgullo esa etiqueta de "Institución saneada" que permitía un notable grado de actividad. Esto junto a la capacidad del propio AR -qué ocasión se perdió de hacer en Tele-Rus otro "El programa de..."- de generar opiniones, titulares, hacer eso tan de moda de "verso suelto" y permitirse -¡ay qué tiempos!- alzar la voz contra la corrupción y decir cosas que gran parte de la ciudadanía deseaba escuchar y nadie del PP parecía poder permitirse decir. Eso, y que lucía particularmente bien como vistoso contrapoder.
 
Sin embargo, hoy en día, "EL RUS QUE NO CESA", admitirán que tiene otro significado bien distinto que a nuestros avispados lectores no se les escapará. Y es que Rus no cesa, ni dimite, ni se va, ni se baja de las listas. Dos cargos -presidente de la Diputación y alcalde de Xàtiva- y una candidatura - a repetir en la alcaldía, la candidatura a la diputación no existe formalmente- que podrían haber sido dos si no se hubiera bajado antes de las de les Corts. Tres lugares de donde el PP ciertamente no puede bajarlo ni siquiera manu militari.
 
Admitámoslo: el PP ha hecho lo que tantas veces  -por ejemplo con Castedo- le hemos demandado: ya que no le puedes obligar a dimitir, échalo del partido. Y de paso de sus cargos orgánicos en el mismo, consecuencia lógica. ¿Es suficiente? no. No sirve para decir "Ah, es que este señor no es de este partido". Fabra hablaba el otro día del partido que ya no es el de la vergüenza. Como si echar a Rus borrara toda la historia. ¡Anda ya!
Es cierto que sendas mociones de censura a apenas unos días de las elecciones parecería excesivamente rebuscado. Pero no es menos cierto que ni Ayuntamientos ni Diputaciones están "en funciones" -sólo se han disuelto les Corts- y hasta que se constituyan consistorios y nuevas diputaciones, ahí seguirá. ¿Y qué papelón harán concejales y diputados provinciales? ¿Apoyarán las iniciativas de su jefe? ¿Qué medidas tomaría el partido en ese caso?
 Sí: deberían intentar las mociones de censura. ¿Por qué no lo hacen? porque no pueden. A buen seguro el PPCV no tiene garantías de contar con suficientes votos para triunfar y no quiere visualizar la cuota de poder del Rus "repudiado". Así pues, la excusa del "circo que quiere montar la oposición" como dice Bonig -qué bien había estado el PPCV con estas últimas semanas de silencio de su coordinadora- es penosa además de inverosímil. Como les ha remarcado casi cualquier voz no adscrita, el circo ya lo tienen montado ellos mismos.
 
Y qué decir del principal protagonista. Sin duda, con esta actitud le hace flaco favor al colectivo CVIP; esto es: Ciudadanía, Votantes, Instituciones, y Partido. Como de costumbre, por este orden. Me he sentido tentado de citar primero el partido, cosa que suelo reprochar cuando se hace -y aplaudir cuando no- y respecto a la que en esta ocasión habré sido menos mirado. Supongo que será porque la legislatura se agota. Pero como he comentado, aún queda recorrido. Y porque, por una vez, Fabra se ha adelantado a casi todos, incluido el aparato judicial/fiscal. No me ha dado tiempo a pensar si debía dimitir o no. Pero imagino que si tu propio partido te lo pide, no te queda otra.
 
Y por último, tenemos que insistir en la comparación con otros casos: Castedo y Martínez, fundamentalmente. Por cierto, la alcaldesa de Novelda sigue siéndolo, ¿verdad? ¿Alguien me puede recordar si los ediles del PP de Novelda han sido también expulsados? honestamente no me acuerdo.
Pues bien, contrasta y mucho la rapidez en hacer todo lo que se podía hacer con Rus, o sea "¿Dimites?¿te vas?¿no?Pues-vale-te-expulso-hala-adiós!" quemando probablemente las naves y no habiendo escenificado -al menos- un intento de conseguir el abandono voluntario -valga la contradicción- de los cargos; contrasta digo con la actitud absolutamente opuesta con los casos de Castedo Y Milagrosa Martínez. Que sí, que al final se consiguió casi todo pero dando una imagen de blandura, de estar cogido por salva sea la parte si quieren. En teoría, para evitar que la persona en cuestión se subiera a la parra. Esto a costa de un espectáculo bochornoso para el citado CVIP.
 
Se dejaba caer que si se hacía a las bravas podía ocurrir lo que ha acabado ocurriendo en le caso que nos ocupa: que el  personaje incómodo no se va, y dice aquello de "Xe que rebente tot!!"
 
No sé si la forma tan distinta de actuar se deba a la proximidad de las elecciones o -ojo!!- a que Rus es una figura de una incomodidad consuetudinaria y se le tenían muchas ganas. En fin, que sea como fuere la faena se queda a mitad: de las listas no se le puede sacar, vale. Pero de Alcaldía y Diputación, si se quiere, sí. O morir en el intento. El espectáculo sería bochornoso, sin duda. O edificante si se pacta con la oposición un apoyo coyuntural. Pero el que vamos a presenciar va a ser peor. Ya verán.

jueves, abril 09, 2015

EL CASO CANTÓ

Fíjense que me gusta, en líneas generales, lo que ha hecho Toni Cantó en esta ocasión y frente el trance ante el cual se encontraba. Y vaya por delante que lo digo antes de leer/oir demasiadas valoraciones de analistas políticos y obviando las ya vistas. Y vaya a continuación que en múltiples ocasiones TC no ha sido santo de mi devoción en su deambular político. No lo ha sido por no coincidir en más de un posicionamiento ideológico y por las maneras un tanto ruidosas que ha tenido para manifestarlos. Lo suyo con twitter ya es de antología y ha pagado buena parte de los sueldos de los guionistas de EL INTERMEDIO -loados sean- y humoristas varios. Sí le reconozco una capacidad -al margen de las pasadas de frenada- para hacerse ver, llevando de la mano a su partido y -algo menos- a su comunidad autónoma.
 
Pues bien, henos aquí ante una de esas situaciones en las que uno piensa que los pasos a dar por el implicado son de libro: esto, esto y esto. Aunque duela, aunque cueste dinero, aunque le coloque en una situación complicada... cosas que normalmente uno desearía ver, que son sin duda más fáciles de pedir que de hacer. Cosas que a lo mejor si estuviéramos en el lugar del implicado/a nos costarían mucho. Y no digo que lo que ha hecho sea exactamente lo que yo hubiera hecho en su lugar. Pero entra dentro de las opciones lógicas y razonables, pocas, que yo veo.
 
Veamos: un destacado activo de un partido pequeño (en representación) y en clara recesión está en desacuerdo con la líder del mismo. Tanto en las líneas generales como en dos asuntos muy concretos e importantes. La negativa de R10 a pactar con Ciudadanos -no es el primero en alzar la voz al respecto- y la falta absoluta de asunción de responsabilidades tras el batacazo en Andalucía.
¿Qué podía hacer? Vamos a ver: nos encontramos ante un garve desacuerdo con el partido. Y digo con el partido porque su líder marca la tendencia de opinión, refrendada el otro día en la reunión del órgano de dirección. Sin embargo, es suficiente el run-run en UPyD y está suficientemente personalizada en Díez la génesis de la discrepancia -el 50% de la cual se centra exclusivamente en ella- como para que Cantó no se sienta enfrentado al partido sino sólo a su máxima autoridad. Bien, cuando uno está en desacuerdo con todo el partido, lo razonable es irse. De ello se desencadenarían una serie de cosecuencias. Pero como el desacuerdo es con una persona que eventualmente preside el partido, caben dos opciones: irse del partido o presentarle batalla democráticamente dentro del mismo. Ello normalmente te llevará a presentar o apoyar una candidatura alternativa en un eventual congreso. Lo correcto es pues retirarse a un segundo plano y esperar al momento en que se sustancie esa otra forma de ver las cosas. Sin embargo lo habitual es, desgraciadamente, quedarse e ir lanzando dardos y torpedos. No digo que alguno no haya lanzado Cantó. Pero nada comparado a lo que estamos acostumbrados a ver.
 
Debemos hacer ahora un aparte para describir lo que algunas voces  deseaban y esperaban ver. Echen una ojeada al post "silly season" y verán a qué me refiero. Como Figo yéndose del Barça al Madrid o Alonso dejando Ferrari por McLaren, aparentemente Cantó no tenía otra cosa que hacer que dar el portazo y marcharse a Ciudadanos, con su nombre, su cuota de atención y aparentemente, incluso con su escaño: no recuerdo haber oido ni leído a nadie pedirle que lo dejara antes de cambiar de bando. Creo que dejé ya clara mi opinión sobre la escasa ética visible en esas incitaciones -interesadas sin duda- y en lo que me hubiera parecido si el diputado valenciano lo hubiera hecho.
 
Pues no. No lo ha hecho. Si sientes que tu presidenta no te representa y que tú por tanto a ella tampoco, lo lógico es dejar de ejercer las funciones que el partido te encomienda. Si sigues creyendo en tu partido y crees que las cosas se pueden hacer de otra forma, si crees que tu presidenta piensa, como el joven Indiana Jones que "se han perdido todos menos yo" lo suyo es que sigas en el partido. Y es honesto y coherente dejar el escaño y la candidatura autonómica para no verte en el papelón de usarlos como púlpito desde el cual hacerle la guerra a tu, de momento, jefa.
Por supuesto habrá puntos de vista que defiendan que le ha hecho una jugada a su partido. Claro que muchos, bien informados por insiders, opinarán que Cantó llevaba una semana o dos mareando la perdiz y a lo peor estaba intentando un pase a Ciudadanos... que finalmente no ha cuajado. Y claro que, añado yo de mi puño y letra, le ha hecho un roto más al casco del barco de UPyD. Aunque no veo qué otra cosa podía hacer, francamente.
 
Los hay que apuntan a una candidatura estatal en las generales con Ciudadanos. Yo creo que no: yo apostaría por que Cantó se enfrentará a Díez en el próximo congreso. Aunque mis únicas fuentes están en el baño y la cocina de mi casa, y me suelo equivocar en estos pronósticos...

miércoles, abril 08, 2015

Carolina...

 Carolina Punset: Muchas preguntas, muchas respuestas.

 

 Se pregunta Carolina Punset, cabeza de cartel de Ciudadanos por la CV, si es de izquierdas o de derechas en un elaborado y exitoso -muchas lecturas- artículo en EL MUNDO este lunes. La pregunta es retórica como casi todas las que incluye uno en un artículo de opinión. Pero como toda pregunta, se puede contestar. Sin embargo, me siento incapaz de hacerlo. Pero como ello forma parte de un hábil juego, esa es sólo una de las muchas preguntas -retóricas también- que se/nos hace Punset a lo largo del texto. Así que, aprovechando que las respuestas son fáciles, no he podido resistir la tentación de responderlas una por una. Cosa que es oportuna ya que tanta pregunta sin respuesta articula la argumentación del texto que pretende probar lo trasnochado y caduco -creo que hay algún calificativo algo más fuerte- de la división entre derechas e izquierdas. Argumento que como se podrá comprobar no comparto. Pero es que, contarriamente a lo pretendido, son precisamente las respuestas a las preguntas formuladas las que acaban dando el veredicto.
Paso sin más a contestar a tanta pregunta, no sin hacer tres puntializaciones: primero, disculparme por el atrevimiento; segundo disculparme si sueno prepotente o quedón -tengo una posición de ventaja como en los mates del tenis- ya que no es la intención, y decir he intentado responder sin que se aprecie en mí definición por derechas o izquierdas, al menos hasta el final. En letra normal, el texto de Punset. En negrita, mis respuestas.


¿Soy de izquierdas o de derechas?
* Carolina Punset 

Desde que empecé mi compromiso en la política activa en el año 2006 me enfrento regularmente a una pregunta a la que yo no doy importancia, pero que parece obsesionar a mucha gente. Y esta cuestión se traslada ahora a la formación que represento. ¿Ciudadanos es de derechas o de izquierdas?
Así me lo preguntó, con gran vehemencia, un periodista y tertuliano durante un debate. Le noté frustrado con mi respuesta, que es la de siempre, que no es de izquierdas ni de derechas, que somos Tercera Vía. Por su mirada supe que no me creía. Se notaba que sospechaba que lo que pretendía con esa respuesta era salirme del sempiterno esquema decimonónico de derecha-izquierda para pescar votos en cualquier pesebre...
Aún me cuesta comprender por qué algunos necesitan con tanta intensidad colgar etiquetas. Entre otras cosas, porque hoy por hoy, yo no sé qué es ser de izquierdas, y qué es ser de derechas. Me explico: ¿El PSOE es de izquierdas después de haber abrazado la economía de mercado, es decir, el modelo de economía capitalista?
-Sí, de una izquierda obviamente bastante moderada. ¿Menos de izquierdas que antes? Sí.
O personalicemos un poco más, ¿Es el Bono socialista ferviente católico y persona contraria al aborto más de izquierdas que el verso suelto del PP, el señor Monago, presidente de Extremadura?
-Probablemente sí. Sobre todo si nos centramos en el 80% de su discurso en lugar de lo más llamativo. Los "extras" que incluyen cada uno los colocan sin duda en la zona "mas hacia el centro" de sus respectivos partidos.

En USA los republicanos consideran el estado de bienestar, y en especial la sanidad gratuita, como una perversión socialista y roja, y, sin embargo, el PP y los partidos conservadores europeos lo reivindican como suyo. Por lo tanto, ¿el estado de bienestar es de izquierdas o de derechas?
-Es compatible con ambas tendencias políticas. En USA sin embargo es incompatible con cualquiera, por lo visto. Pero es un hecho bastante contrastado y asumido que la "izquierda" estdounidense adelanta por la derecha a muchas derechas europeas. No es una novedad.

Yo, que defiendo que las soluciones no son de izquierdas ni de derechas, sino buenas o malas, ¿qué soy?
-Eso sólo lo sabrá (tal vez, vea luego el final) usted. Pero lo de "las soluciones no son de izquierdas ni de derechas, sino buenas o malas" es un sofisma: que sean buenas o malas no implica que dejen de ser de derechas o izquierdas. Sólo las posturas muy radicales... de derechas e izquierdas sostienen que el bando contrario no tiene ninguna solución buena o aceptable. No obstante y volviendo a la pregunta, cuanto más se defina en cuanto a soluciones concretas -C's sigue sin concretar muchos temas vitales- más nos acercaremos a una respuesta.

¿Condenar la dictadura cubana de Castro y el modelo soviético o el de la China de Mao, es ser de derechas?
-No: valorar negativamente cualquier dictadura, independientemente de que esta sea (nominalmente, que esa es otra) de derechas o izquierdas, debería ser algo fuera de toda duda y por encima de colores políticos... democráticos. Asimismo, cualquier demócrata de derechas debería condenar sin ambages cualquier dictadura de derechas... sin que ello le convirtiera en un izquierdoso.

¿Creer en la justicia social y la enseñanza pública es ser de izquierdas?
-No necesariamente. Hay muchas derechas europeas que lo hacen. Incluida la de esta Comunidad aurónoma. Eso aseguran.

¿Es el Papa de derechas o de izquierdas?
-No lo sé. Defiende una serie de postulados que tradicionalmente han sido compartidos por las izquierdas. Aunque también se mantiene firme en otros, históricos del catolicismo, incompatibles con los principios básicos de las izquierdas. Se podría decir que para ser el jefe de los Católicos es bastante de izquierdas. Pero eso es como todo: Ratzinger venía con un aura de conservadurismo y sin embargo hizo parecer conservador -aún más- a Wojtila.

¿Implicarse en la defensa del medio ambiente y la ecología, como lo hizo el millonario y vicepresidente Al Gore a través de su oscarizado documental 'Una verdad incómoda', es de izquierdas o de derechas?
-De nuevo ni lo uno ni lo otro. Que haya una serie de ideas básicas sobre cómo se ha de manejar socialmente el ser humano que debieran ser comunes a todas las tendencias políticas democráticas no quiere decir que estas sean iguales. Sigue habiendo terrenos para la discrepancia. Pero también los hay irrenunciablemente comunes como trabajar, cobrar, contribuir, participar en la vida politica con el voto, etc. La protección del planeta debería ser una de ellas. Que no lo sea, es culpa de todos. Por otra parte, Gore en su país se supone es de izquierdas. No hay contradicción.

¿Rechazar la energía nuclear como ha hecho Ángela Merkel en Alemania es de derechas o de izquierdas?
-Es más habitual en las izquierdas, pero no debería ser así. Es en todo caso síntoma de sentido común en Merkel. Y ello no le hace dejar de ser de derechas.

Y yo, que defiendo que las soluciones a los problemas de los ciudadanos no son de izquierdas ni de derechas, sino solo buenas o malas, entonces ¿qué soy yo? ¿De derechas o de izquierdas? Menuda esquizofrenia....
-Hummm... me temo que repetimos una pregunta de hace seis. La respuesta sigue siendo la misma. Aprovecho para añadir que los políticos que creen que existen soluciones de izquierdas y de derechas también creen que las hay buenas y malas. Y yo.

¿Realmente alguien se cree que los trilladísimos clichés del siglo XIX son la única manera de definirse en pleno siglo XXI?
-No. Pero creo que a cualquier observador político no se le escapa que definirse como de derechas o izquierdas es sólo (parte de) la portada. Luego queda escribir todo el libro.

¿Reducir la política a las trincheras ideológicas de rojos y azules no es condenarla a ser una bandera más?
-La política es una bandera más, mal que nos pese. Pasar de dos banderas o trincheras a tres -Tercera Vía- no cambia demasado el panorama, creo. Aparte, de nuevo las banderas en sí no son malas, sino el uso que se hace de ellas.

Quién afirma '¡yo soy de derechas!' o '¡yo soy de izquierdas!' con la misma vehemencia que quién exclama '¡yo soy del Madrid!' o '¡yo soy del Barça!', ¿no responde más bien a un sentimiento atávico y primitivo de pertenecer a alguna tribu? Habría que estudiarlo...
-No podía faltar un símil furbolístico. Yo también los uso, pero seamos conscientes de que llevan mucha trampa. Sin embargo, y acogiéndonos a ello, hay hinchas de un mismo equipo de infinitas variedades. Desde los que profesan un odio irracional y estúpido -como todos los odios- a "el otro" equipo hasta los que sienten absoluta indiferencia o incluso respeto, todo ello combinado con amplias escalas de civismo -o su carencia- a la hora de manifestar sus filias y fobias. No obstante, no hay mucho que estudiar porque creo que está muy claro: de hecho, la respuesta a la pregnta es "Sí": el problema está en la vehemencia, habitualmente inadecuada para la mayoría de los postulados democráticos. Lo malo es la vehemencia, y el creerse más que los demás por lo que se afirma, que lo que se afirma en sí. Ya sea ser de izquierdas, de derechas, del Inter, o presumir de decir "cocretas".

Creo que sería bueno ir prescindiendo de los rancios sectarismos.
-Vale, no es una pregunta, pero no me puedo callar. Distinguir entre derechas o izquierdas no implica "rancios sectarismos". Lo siento, ninguna de las preguntas postuladas arriba lo ha demostrado.

Por eso me acerqué a Ciudadanos, que, por cierto, en eso de estar por delante de las etiquetas, ha sido un movimiento ciudadano adelantado a su tiempo. Lo hizo antes que Podemos e incluso antes que UPyD, con permiso de la formación Foro, que lideró mi padre en 1991, otros que probablemente fueron demasiado adelantados a su tiempo.

* Carolina Punset es candidata a la Generalitat Valenciana por Ciudadanos.
-Bien, para concluir, podríamos fácilmente llevar a C's a un terreno donde tendría que definirse necesariamente. Y entre dos opciones que habitualmente llevan a acalorados debates donde no se hace prisioneros; y donde la vehemencia, los sectarismos, los apriorismos y las trincheras están a la orden del día. Y es que creo que Ciudadanos apareció caracterizándose por una postura muy definida ante algo que, creo recordar, se llama Nacionalismo. ¿Digo yo que C's ocupe una postura extremada o vehemente al respecto? ¡Líbreme Dios! aunque, definida, sin duda, sí. Y que se pueda tomar una postura definida ante tal tema sin que ella revista toda esa serie de característicaas negativas que según vd. parecen acompañar a las tomas de postura, no hace sino refutar el argumento sobre derechas/izquierdas. ¿Por qué iba a darse esa posibilidad -definirse sin ser extremado y sectario- ante el nacionalismo y no en color político?

Quisiera concluir con una especie de aforismo que siento como muy mío. Y es que de hecho, comparto ese rechazo a la autodefinición derecha/izquierda como algo lleno de prepotencia, orgullo, vehemencia, superioridad y sectarismo. Que ¡ojo! no digo que no se dé: se da y mucho, pero ni lo hace todo el mundo ni es inevitable. Y es por ello que defiendo la posibilidad de ser de derechas o izquierdas sin caer en ello. Y sí creo que al tomar una decisión, es bastante tonto decir "¿Qué debo pensar de esto? a ver.... pues como soy de "------as", pues pienso esto!". Yo, por mi parte -y por favor, sin que por ello parezca que creo haber inventado la sopa de ajo- suelo intentar tener una opinión de lo que mis entendederas me permiten, y haciendo balance de ello, suelo decir : "Pues si pienso todo esto, debe ser que soy de izquierdas".
Un afectuoso saludo desde la charca.